Press

Presentation at the Walters Art Museum-Baltimore-2010

20 March 2011

Pictures from the Journey

16 March 2011


Presentacion del libro “El Camino” en Salamanca,España-2011

15 March 2011

Presentacion del Libro El Camino, San juan, Puerto Rico

11 March 2011


La casita

Angelo’s Journey in life and on paper

11 March 2011
  • by Tiffany Beard, DC Urban Arts Examiner
  • November 25th, 2010 12:49 pm ET

I met Angelo Solera in 2008, and was highly impressed at the fact that he was a independently published writer of his own works. His story (both published and unwritten) has inspired and affected my life, reading about how he overcame many obstacles, and made difficult and beautiful choices. Solera said, in an interview with yours truly, “I have to say that I have been blessed, because I did not just write two books, I also self-published them, and doing so helped me to grow and evolve as a writer and publisher”.

His first publication, The Journey, told the story of his difficult upbringing, life in America as an illegal immigrant, victory over substance abuse, a political career in Baltimore, and a 400 mile journey (on foot) in rural Spain that changed his life. According to Solera, this journey is still taking place. Part of the journey for Solera included the writing and publication of El Camino, his second book.

Angelo wrote his books in Baltimore (at local Panera Bread eateries), word by word, chapter by chapter. “As I recounted my journey through life, I uncovered many personal demons and fears – love, hate, passion, obsession and dependence, to mention just a few. By doing so, they can no longer control my life or my destiny… I feel free,” says Solera via his publishing website.

Solera has used independent publishing and social media websites to get the word out about the books he has written. He has also started marketing his books in England and Spain. Solera attends book readings and signings, cultural events, coffee shops, and book festivals in the Baltimore-Washington area, inviting people to “visit my website to learn more about me and my books”.

With the help of his friends and family, some of whom he has referred to as “angels” on his path, Solera has become a beacon for Latino community in Baltimore. His political work was a major prompt for the writing and publication of El Camino. “I understand the many linguistic and cultural challenges that many Latinos face in Baltimore and in the United States.” Solera plans to write another book about immigrants leaving their native land to come to America.
Angelo Solera is a living lesson in fearlessness, perseverance, and confidence, and you may find his books on Amazon.com, and of course at the following sites: authorsbookshop.com


Bejar – Biz seminario

14 May 2010

Susana Lorenzo
1-20-2010

Entrevista a Angelo Solera. Autor del libro: “The Journey – El Camino “. Solera Publishing. Baltimore (MD). USA.

Angelo Solera nació en Madrid, el 13 de Febrero de 1963, pero vivió su infancia y adolescencia en Salamanca. Más tarde, a los 17 años, emigraría a los Estados Unidos de América en busca del ansiado “sueño americano”.

“The Journey” es una autobiografía sincera, respetuosa e irreverente a la vez. Nos revela los entresijos de una vida marcada por el esfuerzo, el afán de superación y la búsqueda de la propia identidad.

Para los que hemos podido disfrutar de la lectura de la versión en Inglés publicada en Estados Unidos y recién comercializada en España, “The Journey” nos abre las puertas a un universo que de una o varias maneras, conduce indefectiblemente a conmover, a movilizar sentimientos que de una o varias formas, están presentes en la vida de la gente común. La vida de Angelo Solera, es la vida de muchas personas, en distintas circunstancias y en distintos momentos.

A escasos dos meses de la próxima presentación de la versión de “The Journey – El Camino”, en su versión en Español, sentimos la inquietud de saber más sobre su autor, así que contactamos con él y he aquí lo que nos ha contado:

SL: Por qué decidió escribir un libro sobre su vida primero en Inglés, siendo usted español ?

AS: Para demostrar al americano que los inmigrantes tenemos mucho que ofrecer y no simplemente servimos para fregar platos y trabajar en la construcción. En este país hay mucha discriminación contra el hispano/latino y con el libro quiero educar y enseñar un poco al americano, a ver que no somos tan burros e ignorantes como muchos de ellos nos perciben.

SL: La versión en Español que se difundirá en España a partir del mes de Abril de este año, es una mera traducción de la versión en Inglés ?

AS: Yo diría que sí, se le ha añadido muy poco nuevo quizás unas dos páginas, de algo que sucedió en mi niñez que simplemente olvidé poner en la versión en Inglés. Pero la versión en Español tiene casi doscientas páginas más que la versión en Inglés. El idioma Inglés es más sencillo que el español para explicar las cosas; también hay más páginas porque en la versión en Español, me extiendo un poco más para que tanto en España, como en Centro y Sur América puedan comprender un poco mejor lo que estoy tratando de explicar en el libro y las diferencias tanto culturales como de la vida en Estados Unidos.

SL: Por qué decidió editar y publicar usted mismo su obra en Inglés ?

AS: Porque no quería que nadie me dijese cómo contar mi historia. Tampoco quería depender de que una editorial me dijese si mi historia servía o no para un libro.

SL: Desveladas las cuestiones idiomáticas, nos surge una pregunta fundamental: ¿ Qué le llevó a decidirse a contar al mundo su propia vida ?

AS: Después de hacer el Camino a Santiago de Compostela me sentí inspirado para escribir este libro y contar mi historia. Una historia a veces difícil pero entiendo que muchos se podrán identificar con ella y encontrarse en estas historias porque son historias de la vida. También quiero que mi libro ayude a otras personas que por algún motivo se encuentran atrapadas por sus demonios, situaciones o experiencias que hayan tenido, para que vean que se pueden liberar de todo eso como lo conseguí yo y así poder vivir una vida más libre.

SL: Cree que su libro es “políticamente correcto” o por el contrario, puede molestar a algunos ?

AS: Cada persona tiene su forma de pensar e interpretar lo que ve y lo que lee; yo comprendo esto y lo acepto. En cualquier caso este libro no fue escrito pensando en lo que la gente diría o si iba a ser políticamente correcto o no. Esta es mi vida y mi historia tal y como yo la he visto y vivido. Al que no le guste, bueno, que escriba su propia historia !! , ja,ja,ja !!

SL: ¿ Qué papel juega el Camino de Santiago en su vida y en su libro ?

AS: El Camino a Santiago de Compostela juega un gran papel y no habría suficiente espacio para explicarlo en este espacio, por eso escribí este libro donde el lector puede apreciar y disfrutar más la experiencia de este peregrinaje. El camino lo empecé en Salamanca pero primero pasé por Béjar; un lugar que me gustó mucho por sus paisajes tan naturales, su aire tan limpio y saludable, por sus aguas frías que venían de sus montanas cubiertas de nieve hacia mi camino a Santiago de Compostela. Yo diría en breves palabras que tanto el camino de mi vida como el camino a Santiago son dos caminos en uno. Si duda alguna el camino a Santiago es algo que a veces es difícil de explicar lo que uno siente y lo que uno experimenta durante esa vivencia. Pasan cosas que uno no puede explicar; aquellos que ya lo han hecho saben de qué estoy hablando.

SL: Escribir un libro autobiográfico implica contar vivencias y experiencias reales. ¿Todo efectivamente sucedió tal y como nos lo cuenta ? A veces la crudeza del relato, puede hacernos pensar lo contrario.

AS: Como ya he explicado anteriormente, este libro es mi vida tal y como yo la veía antes y como la veo ahora; es verdad que hay momentos muy difíciles en la historia de este libro, pero también hay momentos muy bonitos. La vida no es fácil y algunos de nosotros, que tenemos mejores experiencias que otros, a veces juzgamos a las personas sin saber quienes son o de dónde vienen. El haber podido escribir y revelar mi historia por muy difícil que sea, me ha ayudado a liberarme de todo el dolor, rencor, sufrimiento, odio, que por muchos años me tenían como un prisionero sin poder vivir una vida alegre y disfrutar lo que ésta me estaba ofreciendo. Sé que hay muchas personas que se encuentran en el mismo lugar aunque algunos de nosotros hayamos conseguido enterrar esos sentimientos para poder sobrevivir. Pero así no estamos viviendo, somos como robots controlados y manipulados por lo que sentimos muy adentro de nosotros. Con este libro he sacado todos esos sentimientos a la luz y al exponerlos se quedan sin fuerza, ya que crecen en la oscuridad y en el secreto. Ahora soy una persona diferente y quiero compartir con el mundo mi libertad, ya que yo era prisionero de mí mismo, de mis sentimientos y frustraciones, que fueron quienes controlaron la mayor parte de mi vida, por lo que sucedió en mi niñez.

SL: Entiendo que no sólo escribir sino editar y publicar un libro uno mismo, es un proceso lleno de dificultades. ¿Fue así en su caso ? ¿ Qué experiencias positivas rescata de todo ese proceso ?

AS: Si, escribir y editar un libro es un proceso bastante difícil especialmente si no estás preparado o no tienes la experiencia para ello como me sucedió a mí; pero después de haber hecho el camino a Santiago y haberme sentido inspirado a escribirlo, sabía que esto era algo que tenía que hacer. Como en el camino a Santiago, durante este proceso de escribir y publicar estos libros han sucedido cosas y se han aparecido en mi vida personas que de una forma u otra me han ayudado en mi proceso. Esta experiencia me ha servido para creer en mí mismo, en el proceso y en lo que estoy haciendo y no enfocarme en las limitaciones o dificultades que aparecen en mi camino.

SL: ¿ Se considera ya un escritor ?

AS: Cuando empecé a escribir este libro no tenía ni idea de lo que estaba haciendo, como explico en el libro, yo simplemente escuchaba ese mensaje que venía de mi interior y escribía y escribía. Ahora llevo escribiendo cuatro años y veo cómo voy mejorando como escritor y editor, un proceso que no es ni fácil ni sencillo pero que si realmente se quiere con el alma, se puede conseguir. Pienso que el lector será el que decida si soy o no un buen escritor.

SL: ¿ Qué cambió en su vida luego de escribir su libro ?

AS: Ha habido tantos cambios que nuevamente no hay suficiente espacio en esta entrevista para explicarlo. Quizás en mi próximo libro lo haga, pero simplemente diría que es una experiencia muy bonita el poder comunicarme con otras personas a un nivel tan espiritual. Algo que algunas personas nunca llegarán a experimentar en sus vidas; yo diría que escribir un libro es como tener un hijo, tu le das luz y lo ves crecer en frente de tus ojos; algo maravilloso. También diría que he aprendido que uno puede hacer planes para el futuro, pero uno no puede controlar lo que sucederá en el futuro. Después de terminar el Camino físico de Santiago de Compostela comprendí que mi camino ya está marcado o trazado y que yo simplemente tengo que seguir poniendo un pie en frente del otro y creer en el proceso.

SL: Sin desvelar los diversos mensajes que contiene su obra, ¿ qué le diría a alguien que intenta hacer realidad un sueño ?

AS: Que lo haga; si yo pude conseguir mi sueño, cualquiera lo puede conseguir. Para eso hay que pedirle al mundo lo que uno quiere y escuchar ese mensaje que viene de nuestro interior. En América hay un dicho que dice que en el mundo hay dos clases de personas: las que hacen lo que dicen y las que se pasan su vida quejándose de la vida y preguntándose por qué no pueden conseguir sus sueños.

SL: Nos resta agradecerle su tiempo, su atención y su amabilidad. Así como desearle el mayor de los éxitos entre los lectores hispano-hablantes, con el lanzamiento de El Camino. Y una última pregunta: ¿ nos visitará próximamente al menos en Salamanca o a ser posible en Béjar ?

AS: Salamanca es mi casa, como decimos aquí, yo soy y siempre seré español con mucho orgullo, aunque también tengo que admitir que también soy americano. Mi sueño es regresar a Salamanca muy pronto, para lanzar la versión de mi libro en español “ El Camino “. Como todos sabemos estos son momentos difíciles para todos y la situación económica dicta mucho lo que podemos hacer, pero como ya se habrán dado cuenta los lectores, yo no me enfoco en la dificultades sino en las oportunidades y sé que lo que me propongo lo consigo de una forma u otra.

Béjar siempre ha sido un lugar especial para mí, lugar que visité varias veces durante mi niñez y durante mi camino a Santiago de Compostela. Agradezco este espacio que me brinda www.bejar.biz y adelanto que paralelamente a la presentación en Salamanca, procuraré hacer otra en Béjar.

Para más información sobre mi libro tanto en Inglés como en Español, pueden visitar mi página web: www.solerapublishing.com

Immigrant embracing America: ‘It’s a tough journey for all of us’

14 May 2010

The Examiner
Michael Olesker
June 2, 2008

I’m waiting for the next misguided patriot to tell me about keeping immigrants out of America, and the pressing need to make English the official American language because these modern foreigners for some reason don’t want to embrace the English language the way our own immigrant grandparents did.

And then I want to introduce them to my friend Angelo Solera, who took a one-way street from a boyhood in Spain to the streets of East Baltimore and has a newly published autobiography — in English — that makes its debut this week at the Creative Alliance on Eastern Avenue.

And then I want to introduce them to a bunch of American kids who just marched across my television screen. Their names are Hernandez and Deng, and Grimaldo and Gunawan, and Ursua and Shekhar and Aouad.

Their parents arrived here from every distant corner of the Earth. You think these families aren’t interested in learning English? You think they don’t want to embrace the full American experience? Then tell me why these are the kids, with all these funny-sounding last names, who marched across our TV screens last week as finalists in the National Spelling Bee.

But first let’s talk about my friend Angelo, who arrived here 28 years ago, when he was 17, from Salamanca, Spain. Angelo spoke no English. He did housework for $2 an hour for German immigrants who spoke only broken English. They spoke with hand gestures and nods and mutual patience. They were all inching their way toward America.

Angelo lived in a friend’s apartment in the 2900 block of St. Paul Street and one day took the wrong bus home. He was lost and didn’t know how to ask where he was. He saw a sign. It said “One Way.” He thought it was the name of the street.

“I thought, ‘All the streets got the same name here?’ ” he said.

Now he thinks of it as a metaphor: his eagerness to take the most direct route toward a sense of belonging.

Every newcomer wants to belong. You look at those kids in the spelling bee last week and know it right away. The names alone tell you: Quezada and Kao, Caballes and Tsai, Malayappan and Janhari, Kangeyan and Nakamoto, whose families embraced the language a syllable at a time and passed this on to their children.

And you listen to Solera, who learned the language bit by bit, and found a little work here and a little there, until he became a community activist, and then a liaison between City Hall and Baltimore’s growing Latino population. He was vice chairman of the Mayor’s Committee on Hispanic Affairs under Kurt Schmoke, and Hispanic liaison for the health commissioner under Martin O’Malley.

A few years ago, he ran for a City Council seat out of East Baltimore. Some would call it an unsuccessful campaign, because he lost. They miss the point. It was part of the journey toward the full America.

His new book is about some of this. It’s a 245-page autobiography called “The Journey: El Camino.” (Visit angelosjourney.com.) It’s about a literal journey Solera took in 2005, when he returned to Spain to see his family. While there, he walked a 400-mile pilgrimage across the country.

The book is about that journey — and about the larger journeys, from Spain to America, and the journey to find himself.

“Translating emotions from Spanish to English gave me language and cultural challenges,” he was saying the other day, lunching at Jimmy’s Restaurant in Fells Point. “I just held the pen and listened through my soul.”

His son, Juan Antonio Solera, 22, who just graduated Howard University’s journalism program, edited the manuscript. Yeah, Juan must be one more child of an immigrant who doesn’t care about the English language, and doesn’t care about embracing the full America.

Like those kids in the final round of the National Spelling Bee last week, with the names Pineda and Zung, and Janhari and Malayappan, and Grimaldo and Vavilala.

“It’s a tough journey for all of us,” Solera said. “We’re all human, and we all want to be somebody and feel like we belong.” He comes from Spain, but now he belongs to America. He’s written the whole story in the English language he has embraced.

Just like those American kids in the finals of the national spelling bee, whose names are Tsai and Guzman, and Chung and Nawaz, and Chatrath and Ursua. They come from families that embraced the language a syllable at a time, and America was embraced simultaneously.

Angelo Solera

14 May 2010

The Baltimore Sun
June 1, 2008
By Liz Atwood

Angelo Solera was born in Spain and immigrated to the United States at the age of 17 in search of the American Dream. What he found instead were low-paying and dangerous jobs, a failed marriage and cocaine addiction. While in drug treatment, he became aware of the lack of services for Latinos in Baltimore, prompting him to become a community activist and a health-care advocate and to make a run for City Council. His struggles culminated in a return to Spain, a 400-mile pilgrimage and now a new book and CD, The Journey. There will be a book signing and video presentation at 6 p.m.-8 p.m. Wednesday at Creative Alliance in East Baltimore. Additional information can be found at his Web site: angelosjourney.com.

His three favorite books were those given to him by friends. “The Greatest Salesman in the World” by Og Mandino

This was given to me by my first sponsor in recovery. … It has a powerful message about life and what it is to be human.

“El Soldado de la Luz” (The Warrior of the Light)
by Paulo Coelho (Spanish Edition)

This book showed me that I was not crazy or alone; it showed me that what I was doing needed to be done. It also gave me valuable information that helped me to prepare myself for the many battles I had to face.

“The Power of Now” by Eckhart Tolle Given to me by my good friend Kristin Ortiz, at a time in my life where I was dealing with some emotional issues caused by a bad intimate relationship.